Los 10 tipos de frutas tropicales más exóticas en Malasia

Una de los aspectos que te va a maravillar de Malasia va a ser la grandísima variedad y singularidad de las frutas tropicales súper exóticas que podemos encontrar en sus mercados.

Si eres un amante de la fruta, Malasia es el sitio perfecto para encontar frutas que te asombrarán tanto por el gusto – prueba el Mangosteen, la reina de las frutas – , como por el tacto – siente la fruta con piel de serpiente -, e incluso de manera visual – la fruta más grande del mundo o la rojiza fruta del Dragón – … probablemente sea la primera vez que las veas!

Algunas de ellas son de temporada, pero la mayoría se pueden encontrar durante todo el año. Esta es la lista que le recomendamos de los 10 tipos de frutas tropicales más exóticas que deberías probar en Malasia :

1. Durian – El Rey de las Frutas de Malasia

El Durian es coloquialmente llamado El Rey de la Fruta, nativa de Malasia, Indonesia y Borneo.

Es de tamaño y contorno ovalado parecido al de un melón, pesando entre 2 y 3 kg cada pieza, y con su característico caparazón de fuertes espinas que protegen a la pulpa y semilla en el interior.

El fruto tiene una textura muy suave y carnosa parecida al del aguacate…aún más suave al tacto me atrevería a decir…y de un sabor fuerte e indescriptible que no te dejará indiferente – o te fascina o lo detestas!

Otra de su características es su fuerte olor chocante, tan singular que la mayoría de los hoteles y transportes públicos optaron por prohibir este tipo de fruta.

Atención…al parecer si comes mucho durian te puede dar calentura!


2. El Mangostino o Mangostán – Mangosteen

Mangosteen (en inglés) es la llamada La Reina de la Fruta, y los locales suelen comerla después de haber comido algunos durians, para que esta fruta pueda enfriar la temperatura de tu cuerpo que previamente ha calentado el durian, tal y como comentamos anteriormente.

Del tamaño de una mandarina, y fácil de pelar (se puede abrir con las manos) encontramos en su interior una pulpa de color blanco carnosa y deliciosa, rica en vitamina C, y que recubre a la semilla que es similar a la de un nísporo.

Consejo : si la cáscara está muy dura y no se puede pelar con las manos, no te molestes…ya que significa que la pulpa está ya en mal estado…esta fruta cuando se le golpea (se cae del árbol) o se pasa tiene esa peculiaridad, la cáscara que se moldeaba antes con los dedos pasa a ser tan dura como la cáscara de una almendra.


3. Rambután

Rambután, otra magnífica fruta tropical originaria de la Península Malasia que se puede encontrar fácilmente en todos los mercadillos del país.

En el idioma local, la palabra «rambut» significa «peludo», dando nombre a la cáscara peluda que tiene, la cúal es de un tácto muy suave y agradable. Es fácil de pelar con las manos.

El fruto, muy parecido al lichi (de la misma familia botánica), tiene una pulpa blanca, carnosa y muy jugosa, parecido al de una uva pero con un sabor probablemente más dulce.

Los brotes nuevos de las ramas se utilizan para teñir la seda de amarillo a verde. Y existe un colorante llamado ayer banyar, hecho de hojas de rambután y frutas combinadas con otros ingredientes, lo utilizan para teñir la seda de rojo a negro.

Curiosidad : Su semilla es venenosa…mejor plantarla que comérsela! 😛


4. Fruta Estrella (Carambola) Star fruit

Llamada así porque, una vez cortada horizontalmente, cada rebanada tiene la forma de una estrella.

Otra fantástica fruta nativa del Sudeste Asiático, principalmente de la vecina Indonesia, pero bastante popular en Malasia – con dos variedades distintas: la primera es un tipo verde claro, mientras que la segunda es de un amarillo suave.

La fruta estrella es una fruta de sabor ácido, baja en calorías y llena de vitamina C, fibra y antioxidantes.

Dato : Puede causar una intoxicación en personas con problemas de riñón grave.


5. Langsat

Langsat, de color amarillo dorado, redondos y con un parecido tamaño al de una nuez, se suelen encontrar en racimos de veinte a treinta. Cada uno de los frutos está cubierto por una piel gruesa. Debajo de la piel, el fruto se encuentra dividido en cinco o seis gajos translúcidos, de pulpa jugosa con un gusto levemente ácido.

Estas frutas tienen una combinación de sabores agrios y dulces, y saben muy parecido a las uvas. Algunas personas encuentran su sabor similar al del pomelo. Una vez maduro, el sabor del langsat es realmente refrescante y exótico.

Sólo el langsat recién cogido tiene el mejor sabor, si madura durante días una vez recolectado, puede perder su sabor y volverse insípido.


6. Yuca o Jack Fruit (Nangka)

Jack fruit está considerada como una de las frutas más grandes del mundo, con un peso que puede llegar hasta de 50Kg por pieza, aunque lo normal sea de entre 20 y 35 Kg por cada pieza.

En el interior de cada pieza nos encontramos cientos de gajos de un color anaranjado tirando a rojizo parecido al del mango, con un sabor extremadamente dulce, como si estuvieses masticando una gominola (incluso por la textura)… y también con un toque muy leve de acidez típico de un cítrico.

El jackfruit está siendo apreciada por los veganos y vegetarianos debido a la textura fibrosa del fruto, y puede ser considerado un superalimento porque nos aporta una serie de vitaminas y minerales muy beneficiosos que nos ayudan a reforzar la inmunidad, a combatir el cáncer y reducir el riesgo de enfermedades del corazón.


7. Fruta de Ojo de Gato (Mata Kuching)

La siguiente fruta que nos gustaría recomendaros es Mata Kuching. En malayo, ‘mata’ significa ojo, y ‘kuching’ significa gato. Así que, literalmente, el nombre de esta fruta es también la fruta de ojo de gato.

Es una fruta pequeña, un poco más grande a una uva, con una fina cáscara que cubre su fruto carnoso transparente, es jugosa y muy parecida al lichi, la semilla del tamaño de un hueso del nísporo es dura y oscura. En Malasia, se venden por RM3 a RM4 por cada Kg.

Esta fruta es muy beneficiosa para la salud, la mayoría de la gente la come para aumentar la energía, estimular el sistema inmunológico, reducir la depresión y estrés, aumentar la memoria…

Dato – Se usa como antídoto a una mordedura venenosa de serpiente.


8. Fruta Piel de Serpiente (Salak)

El salak, es originario de Indonesia, pero ahora se produce y se cultiva en todo el Sudeste Asiático, siendo hoy en día una de las frutas de Malasia más populares. El árbol se parece a una palmera, el fruto tiene forma ovalada, muy parecido a un nísporo en tamaño, y es conocido como fruta de serpiente debido a su piel marrón escamosa, su tacto es exactamente igual que si tocaras una serpiente, es alucinante!

Su fruto tiene un sabor agrio y fuerte parecido a la piña, pero mezclado en su interior con un toque dulce…

Sin embargo, algunos dicen que si comes demasiado Salak, puede llevarte a un pequeño problema: estreñimiento. Aunque el consumo regular de una porción de Salak en tu dieta es muy saludable ya que contiene proteínas, vitamina c, calcio, hierro y carbohidratos necesarios.


9. La Fruta del DragónDragon Fruit

Si bien esta fruta tropical tiene procedencia americana, la vamos a nombrar porque se encuentra muy fácilmente en los mercadillos y tiendas de Malasia, y tiene un aspecto muy peculiar como de una bola de fuego rojiza en llamas que personalmente nos trasmite fuerza solo con verla! Es una de nuestras preferidas!

El fruto se come como se come uno un Kiwi con cucharilla, aunque la fruta del dragón es más grande, del tamaño de una buena naranja…se parte por la mitad y ha cucharadas! Es muy facil de pelar la piel y el color de fruto puede ser morado o blanco siempre con semillas muy pequeñas negras que se comen evidentemente.

De sabor bastante suave y neutro…podría decirse que insípido en comparación con las frutas mencionadas anteriormente, parecido al sabor de una pera pero con una textura más blanda parecida al Kiwi. Pruébalos!


10. Coco

Primero, ¿qué se considera el coco? ¿Una fruta? ¿Una nuez? Para hacer las cosas más confusas, el coco puede ser una fruta, una nuez y una semilla.

Si lo consideramos una fruta de Malasia, el coco es el cuarto cultivo industrial importante después de la palma aceitera, el caucho y el arroz en términos de superficie total plantada.

El coco debe ser la fruta más versátil que se utiliza. Crecido en la palmera, cada parte del coco y del árbol tiene virtualmente un uso y ha sido utilizado por diferentes países de diferentes maneras. Conocido como «El árbol de los 1.000 usos» en el idioma malayo, los cocos tienen una historia de usos importantes en todo el mundo.


Esperemos que os haya gustado la lista de los 10 tipos de frutas tropicales más exóticas que deberías probar en Malasia.

¿Conocéis otra fruta tropical que os encante de Malasia? No dudéis en comentar cualquier otra fruta que os llamó la atención en vuestro viaje!

Sigue descrubiendo nuevos sabores con nosotros y no os olvidéis de echarle un vistazo a nuestra web de viajes a Malasia para obtener más información sobre Malasia o contratar un viaje organizado totalmente personalizado.

1 comentario en «Los 10 tipos de frutas tropicales más exóticas en Malasia»

Deja un comentario